APRENDE CÓMO HACER UN JABÓN DE PEREJIL PARA TRATAR MANCHAS EN EL ROSTRO Y MUCHO MAS…

La piel siempre requiere de cuidados, especialmente la del rostro que es la más delicada y sensible ante cualquier factor, sobre todo cuando la piel del rostro presenta manchas. Muchas veces aparecen en la piel molestas manchas que se producen por diferentes motivos y ante su aparición, se buscan formas de eliminarlas, ocasionando que se gasten grandes cantidades de dinero comprando cremas comerciales que pocas veces funcionan.

 

Existen muchos tratamientos caseros que son excelentes para disimularlas, además de ser sencillas de realizar y muy económicas. Una de las

JABÓN DE PEREJIL PARA TRATAR MANCHAS EN EL ROSTRO

Muchos expertos en tratamientos naturistas y jabones artesanales, aseguran que si un alimento es bueno para el organismo también lo es para la piel.

El perejil es una hierba que se utiliza con mucha frecuencia en la cocina, es un excelente aromático que aporta un sabor diferente y exquisito a muchísimas recetas, además de esto, puede ser muy beneficioso para la piel.

Es cierto que su uso dentro de la industria de los cosméticos es muy reducido.

Loading...

En cuanto a cremas nutritivas para cuidar e hidratar la piel, es bastante difícil conseguir esta hierba como parte de sus ingredientes, pero esto no significa que no se puedan aprovechar sus beneficios y crear nuestro jabón de perejil casero para acabar con las manchas.

 

Existen varias recetas caseras para usar el perejil en tratamientos dermatológicos, uno de los más comunes es el jabón para tratar manchas en el rostro.

Materiales necesarios para preparar el jabón de perejil

  • Una infusión bien cargada de té verde.
  • Una infusión bien cargada de perejil.
  • Dos cucharadas grandes de leche en polvo; puede usarse leche de soya también.
  • Dos cucharadas grandes de avena pulverizada.
  • Una cucharada grande de miel fresca.
  • Un jabón de glicerina de 250 gr.

Pasos a seguir para preparar un jabón de perejil casero

  1. Preparar ambas infusiones y dejarlas reposar hasta que estén tibias.
  2. Cuando tengan una temperatura adecuada, añadir la miel, la avena y la leche en el mismo recipiente y luego revolver hasta crear una mezcla homogénea.
  3. En un recipiente aparte poner a derretir el jabón de glicerina cortado en trozos, la mejor forma, también la más rápida es a baño maría.
  4. Una vez que el jabón este totalmente líquido se apaga el fuego y se unen ambas mezclas, revolviéndolas con un palillo de parrilla hasta que se vuelvan una sola mezcla.
  5. Pasar a un molde para dejar reposar a temperatura ambiente, y en un par de horas habrá solidificado por sí solo.

TÉCNICAS PARA USAR EL JABÓN DE PEREJIL

Al ser un jabón totalmente natural y sin conservantes, no se debe colocar bajo los chorros de agua, ya que al remojarse demasiado pierde consistencia y por tanto se gasta mucho más rápido que los convencionales.

 

Para lavar la cara se deben humedecer las manos y frotarlo hasta que salga espuma, la misma se pasa suavemente por la zona donde se tengan las manchas y luego se retira con abundante agua.

Haciendo esto por un par de semanas se empezarán a notar cambios.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *